Yurta-Ger
repensando los hábitats, adaptando la tradición

 

Que es, que hacemos
El tradicional ger, comúnmente llamada yurta, es una construcción tradicional originaria de Asia Central que se remonta a más de 4000 años de antigüedad.
Es una tecnología práctica y sencilla, caracterizada por la facilidad de construcción, montaje, desmontaje y transporte, por su dimensión a escala humana y su potencial de integración en el medio ambiente sin agresión ninguna del espacio natural, además de ser una estructura móvil que, a nivel medioambiental, evita la producción de residuos.
A estas características, propias de un contexto primitivista, se suma un fuerte simbolismo vinculado a su geometría orgánica y a sus componentes.
La forma circular, los materiales naturales y la ligereza de la estructura crean un hogar especialmente acogedor y cálido, reflejo estético de lo esencial.

Como arquitecta y artesano-constructor, fascinados por la experimentación y el aprendizaje alrededor de esta tecnología y lo que representa, creemos que el resultado al que llegamos, Yurta-Ger, es digno de ser compartido como experiencia y como espacio habitable hoy día.
Proponemos una adaptación del ger tradicional, propio de un clima frio y seco, a un clima más cercano, como el mediterráneo, y a las necesidades de confort actuales potenciando la luz, la ventilación y la calidad de los materiales.
Yurta-Ger ofrece un pretexto de reflexión para repensar los hábitats y un ejemplo de readaptación de una tradición valida a nuestras posibilidades, necesidades y medios a través de resultados versátiles y sorprendentes.

Características de producción
Yurta-Ger es un producto artesanal y exclusivo, ya que está diseñada y construida por nosotros.
Su versatilidad la hace adaptable a diferentes usos, tanto en tamaño, variable entre de 4-5-6 o 7 m de diámetro (correspondiente a 12,5m2, 20m2, 29m2 y 38m2 de superficie) como en tipologías de uso, según la elección de sus componentes: Yurta-Ger puede ofrecer no solo un espacio de vivienda, sino también una ampliación de la misma en entornos rurales, un espacio expositivo, artístico, (para eventos culturales, espectáculos, etc.), comercial o de recreo (bar, chiringuito, camping, espacio de crianza, etc.), de terapias (centros de meditación, canto, etc.)…

Se compone por materiales naturales y posiblemente cercanos:

  • Madera de fresno y pino lárice de proveniencia española para la plataforma, la estructura y las puertas;

  • Telas, que envuelven la estructura, aíslan el espacio interno y lo protegen de los agentes atmosféricos. Se disponen en tres capas:   

  • algodón interior, ignifugado,

  • fieltro aislante, de lana de oveja de proveniencia española,

    tela impermeable e ignifuga exterior con calidades náuticas.

  • tela impermeable e ignifuga exterior con calidades náuticas.

Los elementos innovadores que nos propusimos aportar a la tecnología tradicional desde Yurta-Ger son:

  • alturas confortables (paredes laterales de 1.80m),

  • base sólida en madera, aislada y modular,

  • paredes modulares con ventanas,

  • claraboya central q se eleva a base de un sistema de pistones para la ventilación cruzada.

Diseño de interiores
El espacio de una Yurta-Ger puede ampliarse con un módulo externo (por ejemplo para un baño) u otra yurta a través de una puerta de comunicación.
La instalación eléctrica y el suministro de agua pasan por la base de la estructura, mientras el techo prevé salida de humos y de chimenea (de estufa de leña) aislada de las telas para evitar su calentamiento.

El espacio diáfano, sin presencia de elementos fijos internos como paredes, permite jugar y cambiar la distribución interna de los espacios así como de la posición de las ventanas, a través del uso de paredes modulares intercambiables según la orientación optima en el terreno en el que la Yurta-Ger se ubica.

La forma circular ofrece una perspectiva insólita del hogar: a ventanas cerradas y paredes blancas la atención se dirige al centro, en un ambiente de cobijo, iluminado por la claraboya central, un ojo hacia el cielo; a ventanas abiertas la perspectiva del entorno externo se amplifica, donando una sensación de total integración en el contexto natural alrededor.

“El armonía de lo sencillo, la ligereza de la forma, la libertad de habitar."

 

a cura di Silvia Marchegiani

 

 



30.NOV.2014      Autore: Redazione
CONDIVIDI